Saray Li es una niña de 7 años y vive en las Islas Canarias, en Lanzarote. Es una princesa china de Guangxi, una princesa del viento. Pese a su corta edad, Saray Li es una luchadora. Lleva desde 2010 peleando contra un grave cáncer, causado por un tumor cerebral. Demasiado para una niña tan pequeña, con un largo y duro proceso en el que ha tenido que enfrentarse a situaciones que no tenían que haber sucedido, de ninguna de las maneras. No hay razón que justifique que algo así le pase a una niña.

Esta enfermedad ha hecho que se haya pasado el último año viajando constantemente a Madrid para ser tratada, separándose de parte de su familia, amigos y compañeros de colegio. Ha soportado casi sin perder la sonrisa operaciones y duros tratamientos.

Sus padres, Manoli y Beni, no se han rendido. Ni se van a rendir ahora que parece que las cosas no han resultado como cabía esperar. Como ellos dicen, viajaron hasta el fin del mundo para ir a buscarla; y viajarán de nuevo hasta donde haga falta para salvarla.

Ahora Saray Li necesita terapias alternativas. Y también necesitan nuestro apoyo, a todos los niveles.
Todos podemos ayudar; unos con aportaciones económicas, otros con horas de dedicación, con información, con contactos. Y seguro que todos sacamos fuerzas para mandarles apoyo, cada uno como sepa o como pueda; todo cuenta y todo suma.

Este blog nace con ese objetivo: servir de vía de canalización de todos esos apoyos.

banner de solidaridad con saray li

Solidaridad con Saray Li

Saray Li probablemente inicie ahora una nueva vía de tratamientos, seguramente viajando de nuevo fuera de Lanzarote. A través de este blog podremos todos seguir este viaje, estar informados de cómo va y conocer cuáles son las formas de ayudar y apoyar que se nos vayan ocurriendo.

Justo cuando estaba preparando este blog, he leído una entrada en Twitter que decía: “Vivir es amar, sufrir, luchar y vencer. Quien ama sufre; quien sufre lucha; y quien lucha, vence”. No se podía expresar mejor. Saray Li ama y la aman. Ha sufrido, y mucho; demasiado para su corta edad. Lucha como nadie. Y con nuestra ayuda, va a vencer.

Saray Li es nuestra princesa del viento. Vamos a acompañarla en este viaje y en esta lucha.

Todos podemos hacer algo. ¿Nos ayudas?

Anuncios